jueves, 18 de agosto de 2016

Araña

Araña

En los bancos crecen tejen la cárcel de éter que devora el presente
Treinta años de tejido hacen de este un sitio mullido
Aunque pida a gritos la demolición
Teje araña, teje, teje que tus hijos no se puedan caer
Teje araña, teje, teje que tus hijos no se puedan mover
La gran dama te visita siempre que lo necesitas
Dices ya no puedo respirar
Te protege extendiendo 100 hebras más
Teje araña, teje, teje que tus hijos no se puedan caer
Ni falta que te hace dice ella como ida mirando al mar
Agarramos sus patitas las mordemos hasta oírlas crujir
Teje araña, teje, teje que tus hijos no se puedan mover
Cae de bruces la reina
Cae de bruces de reina 


Muerta la araña se acabo la rabia 
Ya no queremos morir en alcohol 
Y celebramos que ya no somos presas
de sus planes de algodón


Araña, Tulsa

jueves, 28 de julio de 2016

Pulsera "Turttle Blues"


Pulsera de latón tubo plateado brillante con
cuentas de cristal checo y entrepieza de howlita

I guess I'm just like a turtle
That's hidin' underneath its hardened shell
Oh, oh, oh, yeah, like a turtle
Hidin' underneath its hardened shell
But you know I'm very well protected
I know this goddamn life too well

Turttle Blues, Janis Joplin


Supongo que soy como una tortuga
que se esconde debajo de su duro caparazón.
Oh, oh, oh, sí, como una tortuga,
escondiéndose dentro de su duro caparazón.
Pero sabes que estoy muy bien protegida,
conozco esta maldita vida demasiado bien.

jueves, 17 de marzo de 2016

Pendientes "Los ecos de Nefertiti"

Pendientes de aros plateados con gancho
baño de plata 925 y cuentas de cristal


El pasado mes de agosto, el arqueólogo Nicholas Reeves creyó escuchar el eco de Nefertiti tras las paredes de la tumba de Tutankamón. A día de hoy, un escaneo de radar sugiere que detrás de esas paredes es posible que existan otras cámaras ocultas. ¿Finalmente descubriremos, ya no el rostro pero sí la osamenta, de la real Nefertiti?


Busto de Nefertiti, Tutmose, c. 1345 a.C. Neues Museum, Berlín
El tiempo y los científicos lo dirán. Es probable que la tecnología nos muestre un rostro menos idealizado de esta reina. Un rostro más humano y menos divino. Una mujer de verdad. Y mientras tanto, nosotros, nos seguiremos cruzando por las calles con mujeres valientes, luchadoras y poderosas; Nefertitis hermosas -no sólo por fuera, también y sobre todo por dentro-,  reinas de ámbar y lapislázuli como la portadora de estos pendientes.

Quizás nuestras Nefertitis no tengan un dios-rey a su lado. Quizás no les escriban poemas como Akenatón a su reina. Quizás, simplemente se sienten felices con compartir sus vidas con hombres -humanos-, que les apoyan y les acompañan. 

Reina de las arenas
que a tus pies
se desborda el Nilo.
Amárrame a tus cadenas
que la vida es como es
pero vivo pendiente del hilo
que me alarga las esperas.
Que todo mi reino daría
por esas caderas
y por ese cuello
que es la romería
de mi boca desbocada.
Y deshojaré el velo
que esconde tu mirada
bajo el clamor
de tu cabello al viento
para entre Karnac y Luxor
peregrinar por el amor
y el perfume de tu aliento.
Mi reina, yo te daría
la fuerza de los dioses
el compás de una letanía,
un imán entre la distancia
y los roces,
un perfume en la fragancia
de esta calma enloquecida.
Y por ti perdería la vida
naufragando en tu belleza
y tu calor.
Y tal vez no tenerte sería
mendigar con riquezas
carentes de valor.
Nefertiti, desliz
de una sábana en celo,
corazón de un final feliz
y reina de los mares del cielo.
 El edén y el infierno trepanan memorias
desempolvan antiguas quimeras
como la decepción y la gloria
y ese carruaje que ojalá no volviera..

Carta de Amenofis IV (Akenatón) a su esposa Nefertiti (traducción del Poema dedicado a Nefertiti, encontrado en Egipto en el año 1830, encontrado en la antítesis de la Piedra Roseta, grabado en mármol, escrito por Akenatón).


miércoles, 9 de marzo de 2016

Desolación

Desolación, tpyd


La bruma espesa, eterna, para que olvide dónde 
me ha arrojado la mar en su ola de salmuera. 
La tierra a la que vine no tiene primavera: 
tiene su noche larga que cual madre me esconde.

El viento hace a mi casa su ronda de sollozos 
y de alarido, y quiebra, como un cristal, mi grito. 
Y en la llanura blanca, de horizonte infinito, 
miro morir intensos ocasos dolorosos.

¿A quién podrá llamar la que hasta aquí ha venido 
si más lejos que ella sólo fueron los muertos? 
¡Tan sólo ellos contemplan un mar callado y yerto 
crecer entre sus brazos y los brazos queridos!

Los barcos cuyas velas blanquean en el puerto 
vienen de tierras donde no están los que no son míos; 
sus hombres de ojos claros no conocen mis ríos 
y traen frutos pálidos, sin la luz de mis huertos.

Y la interrogación que sube a mi garganta 
al mirarlos pasar, me desciende, vencida: 
hablan extrañas lenguas y no la conmovida 
lengua que en tierras de oro mi pobre madre canta.

Miro bajar la nieve como el polvo en la huesa; 
miro crecer la niebla como el agonizante, 
y por no enloquecer no encuentro los instantes, 
porque la noche larga ahora tan solo empieza.

Miro el llano extasiado y recojo su duelo, 
que viene para ver los paisajes mortales. 
La nieve es el semblante que asoma a mis cristales: 
¡siempre será su albura bajando de los cielos!

Siempre ella, silenciosa, como la gran mirada 
de Dios sobre mí; siempre su azahar sobre mi casa; 
siempre, como el destino que ni mengua ni pasa, 
descenderá a cubrirme, terrible y extasiada.

Desolación, Gabriela Mistral

lunes, 4 de enero de 2016

Marcapáginas "Botánica oculta"

Marcapáginas con cola de ratón y entrepiezas
de zamak y metálicas

JACINTO (Hyacinthus orientalis). En el libro Secreti di Don Alessio Piemontesen (siglo XVII) se informa que el jugo de la raíz del Jacinto impide el desarrollo piloso, hace retrasar la pubertad y cura los tumores de los testículos. Dice Putz que, para obtener jacintos en invierno, desde septiembre a noviembre se llenan de agua unas botellas que deberían ser proporcionadas al tamaño de los bulbos de la planta. Estos bulbos se colocan de modo que la corona, o sea el punto por donde salen las raíces, toque al nivel del agua, la que se renovará cada veinte días, y echándola un poco de sal de amoníaco para que no se corrompa. Este cultivo ofrece un agradable entretenimiento, pues los jacintos, ostentando la belleza de sus flores durante el invierno, cuando no existen en los jardines, costituyen una agradable sorpresa en quienes ignoran la manera de obtenerlos, y cuyo cultivo se reduce a los dicho y a darles luz y aire de vez en cuando.

Botánica oculta o el falso Paracelso, Juan Perucho




miércoles, 30 de diciembre de 2015

Un brindis por la creatividad ¡Feliz 2016!

De un tiempo a esta parte pienso mucho en la necesidad de crear y la necesidad de vivir y expresarme de forma creativa. Quizás porque llevo tiempo en mi trabajo queriendo desarrollar toda esa creatividad que de un modo tan natural aplico en cada proyecto de tpyd.

Considero la creatividad algo esencial en mi vida. En nuestras vidas. Porque todos somos creativos, todos tenemos esa capacidad que desarrollamos en mayor o menor medida en función de nuestra predisposición genética, necesidad vital, nuestro entorno, la educación...Ciertamente, el sistema educativo no está enfocado al cultivo de la creatividad cuando la creatividad debería ser el motor del aprendizaje. La creatividad es curiosidad, es comunicación.

Obviamente existen grados de creatividad. Desde un nivel superior que roza o alcanza la genialidad como la de artistas, científicos o inventores hasta otros más modestos como la creatividad personal en lal que nos manejamos -o deberíamos manejarnos-  la mayoría de los humanos y que debemos cultivar. Te hablo de una creatividad "a nivel usuario" -como a mí me gusta llamarla-,  fundamental en nuestro desarrollo personal, social y profesional. Una creatividad modesta, cotidiana, práctica, al alcance de todos que permite mejorar y enriquecer nuestra vida y nuestro entorno. De vital importancia. No aspiramos a ser genios aunque son modelos a seguir, figuras que despiertan nuestra admiración e inspiración. Pero esa no es nuestra intención. Aunque esas personas seguramente crecieron en entornos creativos o desarrollaron esta capacidad desde una edad temprana. De menos a más.

Si en los niños la creatividad surge de forma natural, ¿qué nos ocurre de adultos? ¿Quién nos roba esa capacidad inmensa y humana? Conforme vamos creciendo nos topamos con numerosos frenos personales, culturales y/o sociales para limitarnos la creatividad. El primero de ellos somos nosotros mismos al considerar que no poseemos esta capacidad; nuestro entorno y educación; el sistema. Mejor memorizar que pensar. Aprender lo conocido en favor de experimentar por nosotros mismos. La seguridad frente a la osadía. La comodidad, las normas establecidas. 

Es necesario vencer nuestras propias limitaciones (imaginarias o no), estos obstáculos para ser y sentirnos más plenos en nuestra vida en general. Creo que para ser creativos hay que mirar de otra manera. Y mirar más. Mejor dicho, observar. Observar hacia dentro y hacia fuera de nosotros. La creatividad implica observar, cuestionar, imaginar otras posibilidades,...

La creatividad es como todo. Cuanto más se practica más aflora de una manera natural. Pero no nos confundamos. La creatividad no es sólo inspiración. Requiere esfuerzo y trabajo (¡y mucho!). Ensayo y error. Pero el proceso de crear te abstrae y absorbe de tal modo que no puedes dejarlo. Es algo intenso. Crear implica pasión. Es una necesidad.

Y en mí esa necesidad de crear está desde siempre relacionada con la expresión artística. La manera en la que considero que mejor sé expresarme. Aunque sea a "nivel usuario". Y a través de mi proyecto tú propones y yo dispongo he encauzado la mayor parte de ella en los últimos años.

Al nombre de tpyd le puse la coletilla de "artesanía". Englobo todo lo que hago en la palabra artesanía. Me es más propio este término ya que cada proyecto o pieza que realizo es distinta a las demás, aunque las reproduzca en algunas ocasiones. Porque cada una de ellas es única como cada instante de la vida. Irrepetibles con la misma exactitud y propiedad.

Me atrae la idea de la artesanía como algo primitivo y sencillo. El origen. La posibilidad de trabajar con lo que te rodea y transformarlo en algo diferente. Y por qué no, bello.

Me gusta también la idea de que es algo popular, cercano, que forma parte de nosotros y de nuestra cotidianidad. Aunque considerada tradicionalmente como un arte menor, me siento cómoda en la artesanía. Porque yo realizo pequeñas cosas llenas de amor. Y no hay expresión mayor ni menor sino expresión que emociona o no. Por eso creo ver artesanía en un gesto, en el cuidado de una planta, en la manera de hablar...

También existe la implicación popular que esta práctica conlleva. Ese vínculo con los demás, con las personas. Incluso la idea original de tpyd fue crear algo entre ambos, tú propones y yo dispongo. Y aunque el proceso creativo requiere introspección, los humanos somos seres sociales en los cuales existe una necesidad por compartir. El compartir nos enriquece.

Otra faceta de lo artesanal es la creación manual. La idea de crear algo con las manos siempre me ha atraído aunque muchas veces trabajo con elementos prefabricados. Me gusta trabajar con mis manos. Pero no sólo con ellas, también con mi cuerpo.

Y otra manera de expresarme empleando mi cuerpo es la danza. Otra manera artesanal de expresar sentimientos. De asomar efímeramente nuestra alma al mundo. Con pudor y osadía. Con miedo y libertad. Siempre intentando dar lo mejor. Siempre con pasión. Por eso despido a este año bailando. Como dice el maestro Sabina, "que el fin del mundo te pille bailando". Y el fin del año. Y el inicio del siguiente.

Puede que estas palabras hayan reforzado tus creencias sobre la creatividad. Puede que te animen a intentarlo. O puede que leas esta "paparruchada" y continúes ajeno/a a tu propia creatividad adormecida durante mucho tiempo (aunque si has llegado leyendo hasta aquí es que algo está cambiando en ti). Tú mismo/a. La creatividad implica libertad. Pero yo te animo a probar. Prueba a empezar a pensar de otra manera, a expresarte y relacionarte de otro modo. Piénsalo la próxima vez que le des los buenos días a alguien; cuando te enfrentes a un problema en el trabajo o en casa; cuando pongas la mesa; cuando le expliques a tu hijo un ejercicio del cole. Poco a poco. De menos a más...¡Atrévete a vivir creativamente!

"Quien quiera pueblo ha de habituar a crear,
y quien crea, se respeta y se ve como una
fuerza de la Naturaleza".
José Martí

Las personas creativas no conocen límites. Yo, al menos, a eso aspiro.
Feliz año, feliz vida.


(Música: Smyrneiko minore interpretada por Marika Papagika. Coreografía: Rachel Brice.)



miércoles, 23 de diciembre de 2015

Colgante "Mariposa Azul"

Colgante de pasta de modelar y acrílicos

"Existe la leyenda en Costa Rica de una joven indígena que sufría por la pérdida de su amor en una lucha tribal, y lloraba mucho por el odio y la maldad de su tribu. Pero al cruzar un río que estaba al lado de una catarata, cayó y se ahogó; el volcán retumbó y del agua salió una bellísima mariposa azul. En ese momento, el cielo, las flores y los animales a su alrededor se volvieron azules. A los días, la mariposa se convirtió en un ángel azul. Algunas veces se ven posar muchas mariposas azules en el árbol de la paz, único en existencia por ese lugar. La mariposa azul es símbolo de paz, amor y felicidad".


The blue butterfly legend (Costa Rican Rain Forest), la mariposa azul, Rafael Castillo E.


Las Morpho Azul a la espera de ser llevadas por los invitados.
Ellos entregan un deseo a la pareja y reciben una mariposa...


Las Morpho Azul envuelven a María y Pablo, una pareja que en Costa Rica -el jardín de las mariposas azules-, han construido su amor y su hogar. Y como ellas, llegan por estas fechas, revoloteando desde allí, para celebrar con sus seres queridos su unión y compartir su felicidad. ¡Enhorabuena, pareja!



miércoles, 9 de diciembre de 2015

Top "Hymne à l´amour"

Top de encaje elástico, cadenas y flor de tela

Le ciel bleu sur nous peut s'effondrer
Et la terre peut bien s'écrouler
Peu m'importe si tu m'aimes
Je me fous du monde entier
Tant qu'l'amour inond'ra mes matins
Tant que mon corps frémira sous tes mains
Peu m'importent les problèmes
Mon amour puisque tu m'aimes


Hymne à l´amour, Edith Piaf (letra)/ Marguerite Monnot (música)

Esta canción fue escrita para el gran amor de su vida, el boxeador francés Marcel Cerdan, quien murió en un accidente de avión en 1949 en el vuelo en el que viajaba para ir al encuentro de Piaf que se encontraba en Nueva York.





Décadas después, Sílvia Pérez Cruz -junto a Raül Fernandez Miró-, versionea este tema con ese mismo sentir agridulce añadiendo a la melodía unos matices muy interesantes a la hora de ser interpretada en una coreografía de danza tribal fusión.

El top, al igual que ocurre con esta canción, ha pasado por las manos de tres generaciones de la familia. En su confección hemos intervenido mi yaya, mi madre y yo. Pasan los años pero el amor por música, la costura y nuestros seres queridos, perdura.




lunes, 7 de diciembre de 2015

Pulsera "Libélula"

Pulsera de hilo y entrepiezas metálicas


Inquieta libélula
Juegas con el viento
Y rozas mi piel

Aresu Sang



"En la cultura japonesa, las libélulas se consideran como un símbolo de fuerza, felicidad y valentía. A menudo se mencionan en la literatura japonesa y el arte, especialmente el haiku. En la mitología antigua, Japón fue reconocido por el nombre, Akitsushima que significa "la Tierra de las libélulas”. En la pintura japonesa, las libélulas representan una nueva luz y la alegría. Dicho insecto ayudará a ver a través de su ilusión y permitir que su luz propia brille en una nueva visión. Ellas nos recuerdan que debemos prestar atención a nuestros pensamientos y deseos más profundos."

(Autor desconocido)







sábado, 21 de noviembre de 2015

Marcapáginas "El vuelo de Ícaro"


Marcapáginas con cola de ratón y entrepiezas
 metálicas

"Tras la muerte del Minotauro y la huída de Teseo y Ariadna de Creta, el Rey Minos, irritado, encerró en el laberinto a Dédalo y a su hijo, Ícaro. El laberinto era un complicado circuito, y Dédalo no podía retener los planos en su memoria. Así que padre e hijo se sentaron en el centro y observaron a los pájaros que volaban a su alrededor. Éstos, al agitarse iban perdiendo plumas, Dédalo estudió su forma y comprobó que eran lisas por debajo y curvas por arriba. Observó que las plumas se elevaban cuando el viento soplaba y lo asemejó a su forma. Así descubrió el principio de la fabricación de un ala. Dédalo construyó para ellos dos unas alas con las muchas que caían del cielo; las iba pegando con la cera de las velas que había en las esquinas del laberinto y las fijó a los hombros de su hijo y en los suyos, para después emprender el vuelo. Antes de partir, Dédalo había recomendado a Ícaro que no volase demasiado alto ni demasiado bajo, volarían por encima del mar por lo que si las alas rozaban el agua se empaparían y si se acercaban demasiado al sol, los ardientes rayos podría derretir la cera.

Pero Ícaro era un joven lleno de orgullo e impetuoso. Salió volando sin hacer caso de los consejos de su padre y se elevó tan cerca del sol que la cera se derritió y cayó a las profundidades del mar. Este mar, se llamó más tarde Icaría."*

*****

Podríamos recrearnos en la caída, sacar nuestras conclusiones,... pero yo he decidido centrarme en el vuelo de Ícaro. Apostemos por la osadía, la curiosidad, el poder de decidir y actuar, la libertad. Porque tal vez caigamos pero mientras volamos, fuimos invencibles.


Para colaborar con el proyecto de cocina social "O Allos Anthropos" he realizado estos marcapáginas que se venderán en la Hafla Solidaria que realizaremos el próximo sábado 28 en el Freaks Arts Bar de Benalúa. Su precio será 5€ que irán destinados íntegramente al proyecto. Puedes reservar tu marcapáginas y recogerlo el sábado antes de la hafla. Allí también tendremos algunos a la venta.



*Fuente: http://mitologiagriegacl.blogspot.com.es

jueves, 1 de octubre de 2015

Pulsera "El uróboros truncado"

Pulsera de casquillas con filigrana y cuentas cerámicas


"El uróboros (también ouroboros o uroboros) (del griego «ουροβóρος», "uróvoro", a su vez de oyrá, "cola", y borá, "alimento") es un símbolo que muestra a un animal serpentiforme que engulle su propia cola y que conforma, con su cuerpo, una forma circular. El uróboros simboliza el ciclo eterno de las cosas, también el esfuerzo eterno, la lucha eterna o bien el esfuerzo inútil, ya que el ciclo vuelve a comenzar a pesar de las acciones para impedirlo."

Wikipedia


En un uróboros, este morderse la cola  bien podría ser también interpretado como un sinónimo de morderse la lengua. Pues bien, esta pulsera viene a romper este ciclo con sus dos cuentas de cerámica. Un deseo de cambio acompañado de una acción que suponga una ruptura, el nacimiento de algo diferente.


miércoles, 30 de septiembre de 2015

Pulsera "A, EME, O, ERRE"

Pulsera de cuero trenzado con entrepiezas de plata tibetana


Amor tiene cuatro letras,
vamos a jugar con ellas.
¿Lo ves? Ya estamos en Roma.
... Por todas partes se va.
Por todas partes se llega.
El viaje Amor Roma Amor
... con billete de ida y vuelta.

A, EME, O, ERRE, Gerardo Diego


martes, 29 de septiembre de 2015

Llavero "El perrito miedoso"

Llavero con entrepieza de zamak, cuentas de madera y cascabeles



Un perrito chiquitico
asustado se escondió.
El quería ser muy bravo
pero nunca lo logró

De los carros le asustaba
la corneta y su motor
y las motos lo espantaba
y temblaba de terror

pero un día en el camino
una niña apareció,
con la mano dulcemente
su cabeza acarició

El perrito, muy contento
la confianza recobró
y con paso suave y lento
a la niña acompañó

El perrito miedoso, Morella Jiménez

lunes, 28 de septiembre de 2015

Llaveros "El elefante y la paloma"

Llaveros con entrepiezas de howlita y cuentas cerámicas


“No era, desde luego, el matrimonio que Matilde Kahlo había soñado para su hija, pero, a su manera, en medio de la irrisión y la extravagancia de una mascarada provocadora, estaba dispuesta a celebrar el comienzo de una historia de amor entre un elefante y una paloma”.

J.M.G. Le Clézio, Diego y Frida (1993), trad. de Mauro Armiño, Temas de Hoy, 1994





"Diego Rivera era voluminoso, corpulento, enorme. Frida, pequeña y frágil. “Cuanto más la amo, más quiero dañarla”, cuentan que admitía él. Y ella aseguraba que había tenido dos accidentes en la vida. El primero había sido el del tranvía. Diego resultó ser el segundo.  

Eran dos seres pasionales, complejos, inmersos en una época tormentosa y nada propensos a la indiferencia: su relación no podía ser sino turbulenta. “Soy él —escribió una vez Frida—. Desde mis más primitivas y antiguas células, él es en todo momento mi hijo, mi niño nacido a cada momento, todos los días, de mi propia entraña”.
 
Se pintaron mutuamente. Él la incorporó en sus murales; ella lo retrató inmerso en esa extraña síntesis de dolor y vitalidad tan propia de su pintura. Los unieron el arte, la política (ambos militaban en el Partido Comunista Mexicano), el volcán de sus desbordantes personalidades... "

"Frida, la pasión hecha mujer", La Nación revista,  25 junio 2006.


Ya sé que no es una paloma -es una mariposa- pero igual de aparentemente frágil...

Más elefantes y palomas en Broches "El elefante y la paloma".


martes, 15 de septiembre de 2015

Collar "El recuerdo del Egeo"

Olivares y viñedos lejos hasta el mar
Rojas barcas de pesca más lejos hasta el recuerdo
Dorados élitros de agosto en el sueño del mediodía
Con algas o caracolas. Y aquel barco
Recién botado, verde, que lee aún en las serenas aguas
del golfo Dios proveerá

Pasaron los años hojas o guijarros
Recuerdo a los muchachos, los marineros que partían
Pintando las velas como sus corazones
Cantaban los cuatro puntos cardinales
Y tenían dibujados vientos boreales en sus pechos.

Qué buscaba cuando llegaste teñida por el amanecer
Con la edad del mar en los ojos
Y la salud del sol en el cuerpo –qué buscaba
En las hondas grutas marinas en los vastos sueños
Donde el viento desconocido y azul
Espumaba el sentimiento, grabando en mi pecho su
emblema marino

Con la arena en los dedos cerraba los dedos
Con la arena en los ojos apretaba los dedos
Era el dolor—
Recuerdo era abril cuando sentí por primera vez tu peso
humano
Tu cuerpo humano arcilla y pecado
Como en nuestro primer día sobre la tierra
Las amarilis estaban de fiesta –Pero recuerdo
que te dolió
Fue una profunda marca en los labios
Un profundo rasguño en la piel allí donde el tiempo se graba
para siempre
Entonces te dejé
Y un hálito sonoro levantó las blancas casas
Los blancos sentimientos recién lavados hacia lo alto
Hacia el cielo iluminado por una sonrisa.

Ahora tendré a mi lado un cántaro de agua inmortal
La forma del viento que sopla libremente
Y tus manos aquellas donde será torturado el Amor

Y aquel caracol donde resonará el Egeo.

Edad del recuerdo azulOdysseas Elytis

Collar de cordón de algodón y organza con entrepieza de zamak

Ελαιώνες κι αμπέλια μακριά ως τη θάλασσα
Κόκκινες ψαρόβαρκες πιο μακριά ως τη θύμηση
Έλυτρα χρυσά του Αυγούστου στον μεσημεριάτικο ύπνο
Με φύκια ή όστρακα. Κι εκείνο το σκάφος
Φρεσκοβγαλμένο, πράσινο, που διαβάζει ακόμη στην ειρήνη
του κόλπου των νερών Έχει ο Θεός

Περάσανε τα χρόνια φύλλα ή βότσαλα
Θυμάμαι τα παιδόπουλα, τους ναύτες που έφευγαν
Βάφοντας τα πανιά σαν την καρδιά τους
Τραγουδούσαν τα τέσσερα σημεία του ορίζοντα
Κι είχαν ζωγραφιστούς βοριάδες μες στα στήθια.

Τί γύρευα όταν έφτασες βαμμένη απ' την ανατολή του ήλιου
Με την ηλικία της θάλασσας στα μάτια
Και με την υγεία του ήλιου στο κορμί - τι γύρευα
Βαθιά στις θαλασσοσπηλιές μες στα ευρύχωρα όνειρα
Όπου άφριζε τα αισθήματα του ο άνεμος
’γνωστος και γλαυκός, χαράζοντας στα στήθια μου
το πελαγίσιο του έμβλημα

Με την άμμο στα δάχτυλα έκλεινα τα δάχτυλα
Με την άμμο στα μάτια έσφιγγα τα δάχτυλα
Ήτανε η οδύνη —
Θυμάμαι ήταν Απρίλης όταν ένιωσα πρώτη φορά το ανθρώπινο βάρος σου
Το ανθρώπινο σώμα σου πηλό κι αμαρτία
Όπως την πρώτη μέρα μας στη γη
Γιόρταζαν τις αμαρυλλίδες — Μα θυμάμαι πόνεσες
Ήτανε μια βαθιά δαγκωματιά στα χείλια
Μια βαθιά νυχιά στο δέρμα κατά κει που χαράζεται παντοτινά του ο χρόνος

Σ' άφησα τότες

Και μια βουερή πνοή σήκωσε τ' άσπρα σπίτια
Τ' άσπρα αισθήματα φρεσκοπλυμένα επάνω
Στον ουρανό που φώτιζε μ' ένα μειδίαμα.

Τώρα θα 'χω σιμά μου ένα λαγήνι αθάνατο νερό
Θα 'χω ένα σχήμα λευτεριάς ανέμου που κλονίζει
Κι εκείνα τα χέρια σου όπου θα τυραννιέται ο Έρωτας
Κι εκείνο το κοχύλι σου όπου θ' αντηχεί το Αιγαίο.

ηλικια τησ γλαυκησ θυμησησ, Οδυσσέας Ελύτης 

viernes, 24 de julio de 2015

"Microcosmos"

Jardín en una bombilla con soporte de hilo de cobre



Me refugio de lo externo
ciego, mudo, sordo en lo interno,
medio vivo en lo externo
medio vivo en lo interno.

Para salir y descubrir
que el silencio y la luz
en un agitado respirar
dan un nuevo aliento.

Pero siempre regreso
a mi refugio, adentro,
siento la soledad
de mi microcosmos interno.

Pero siempre regreso
a la luz, a la vida,
¡siento!

M.B., J.N y S.S.


¿Te gusta el jardín creado por Jaime? Bueno, a mí me gusta más llamarlo Microcosmos.

Te dejo este enlace por si a ti también te apetece regalar vida...






lunes, 18 de mayo de 2015

"Adioses"




Hay muchas formas
de despedirse
dando la mano

dando la espalda
nombrando fechas
con voz de olvido
pensando en nunca
moviendo un ramo
ya deshojado

por suerte a veces
queda un abrazo
dos utopías
medio consuelo
una confianza
que sobrevive
y entonces triste
el adiós dice
que ojalá vuelvas.


Adioses, En defensa propia. Mario Benedetti


Por suerte, nos quedan tus poemas...

miércoles, 13 de mayo de 2015

Pulseras "Laberinto de Chartres"

"En las fuentes históricas, al laberinto de la catedral de Chartres se le denomina «El Camino de Jerusalén» porque el acto de recorrer el laberinto de rodillas, recitando el Miserere, se consideraba una penitencia que otorgaba tantas indulgencias como la peregrinación a Tierra Santa. El tiempo invertido en esta penitencia era aproximadamente de una hora, justo lo que se tarda en caminar una legua (unos 5 km), que fue la distancia que recorrió Jesucristo con la cruz a cuestas hasta el Monte Calvario, por lo que el laberinto de Chartres también fue conocido popularmente como «La Legua». El laberinto era así una especie de camino de fe, lleno de obstáculos y sufrimiento, desde la condición de mortal hasta la llegada a la Jerusalén Celeste, el Paraíso descrito en el Apocalipsis. Lo cierto es que, en muchos aspectos el hombre medieval entendía su vida como una larga peregrinación."

viernes, 8 de mayo de 2015

F






Somos iguales, tienes 
la exacta fortaleza 
que me hace en parte débil. 

Sigue siendo difícil 
en la casa terrena desnudarse. 

¿Trascender? Eso intentan los solemnes, 
como si dominasen el misterio 
de habitar hasta el fondo este lugar 
sin cederle terreno a las alturas. 


Si te toco, artesana, 
¿querrás estar aquí enteramente? 


Durando en lo fugaz, 
así transcurriría nuestra entrega. 

Desconociendo cómo, 
así nos buscaríamos. 

Iguales en la duda. Enamorados 
de la fragilidad de estas paredes.


Casa fugaz, Andrés Neuman